lunes, 13 de febrero de 2012

No existen las equivocaciones; salta.



<< Vale, de acuerdo. Es un error. Ya sé que es una equivocación pero hay ciertas cosas en esta vida que sabes que son un error. Aunque, realmente, nunca sabes que estás equivocado, porque la única manera de saber que has fallado es cometiendo errores..., para después mirar atrás y decir ''sí, ha sido un error''. Así que, en realidad, la verdadera equivocación sería no cometer ese error... porque entonces te pasas la vida entera sin saber si era un error o no. >>
Podemos llegar a pensar que a lo largo de nuestra vida cometeremos errores. Que por mucho que queramos, por mucho que nos esforcemos, haremos daño y nos lo harán. Y podemos vivir la vida pensando que somos un error constante. Incluso podemos ser optimistas e ir buscando día a día esos trocitos de felicidad que te deja la alegría de hacer las cosas bien.
Pero si quieres... puedes ser como nadie nunca se ha atrevido; y cuando alguien te diga ''Esto es una equivocación''... puedes gritarle al mundo que no, que no existen las equivocaciones. Está lo que haces y lo que no haces. Y si existiese un error mayor en esta vida... sería arrepentirse de algo que no hemos hecho. Arrepentirse de no haber arriesgado por miedo a perder.
La vida te va dando y quitando constantemente. Sólo hay que saber aprovechar cada momento de gloria; intentar, luchar, ir cada vez a más... dejar el miedo atrás y nunca, nunca rendirse. 
Así que salta, ahora o nunca... este es tu momento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada